Proceso de limpieza CIP

Limpieza CIP

La intención del sistema CIP es la eliminación de los residuos orgánicos del sistema.de procesamiento.

El sistema de limpieza CIP es un sistema de lavado automático in situ, es decir sin desmontaje del equipo de producción, que consiste en recircular la solución de limpieza a través de los componentes de la línea de proceso como tuberías, intercambiadores de calor, bombas, válvulas, etc. La solución de limpieza pasa a gran velocidad por la línea, generando la fricción requerida para eliminar la suciedad. Siempre hay que tener en cuenta que la solución sea adecuada para todas las superficies por las que circulará y evitar que se acumule en el fondo de los equipos porque pierde su poder esterilizador.

La limpieza de la línea de proceso es un requisito básico para la producción higiénica de alimentos de alta calidad. Los ciclos de limpieza se deben repetir inmediatamente después de terminar el ciclo productivo con el fin de eliminar los depósitos de compuestos orgánicos como las proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y otros, que constituyen la base para el crecimiento bacteriano y que favorecen la biocorrosión. Los parámetros de los ciclos de lavado dependen del producto, de la línea de proceso y de los estándares de sanitización. El ciclo de la limpieza CIP empieza con preparación de la disolución con agua en el tanque de formulación, utilizando una bomba dosificadora para el reactivo.

El sistema de control avisa cuando la concentración es la deseada. A continuación se produce la recirculación de la disolución a través de la línea de proceso mediante una bomba centrifuga que se sitúa en paralelo a la bomba de producto.
El sistema de control permite configurar otros modos de limpieza alternativos:
Aclarado con agua caliente, CIP solamente con sosa, CIP completo (ácido y sosa) y CIP sin fase de desinfección.